¿Quieres vender en amazon? Esto es lo que debes saber

Amazon está de moda, y con la revolución del comercio electrónico, juega un papel más que importante en el mundo. Parece que no hay empresa que se resista a vender en este marketplace, nadie escapa de sus “encantos”. Pequeñas, medianas e incluso grandes empresas multinacionales. ¿Por qué pasa esto? El reparto de un suculento pastel está entre manos, pero nada sale gratis, ni todos salen ganando.

En esta publicación os quiero contar algo sobre el gigante del comercio electrónico al que llaman el diablo del e-commerce. Voy a intentar no entrar en valoraciones personales, aunque tenga la tentación, prefiero ser lo más objetivo posible. Si estás pensando en vender en Amazon, lo que viene a continuación te interesa.

Qué tiene amazon que no tienen otros

Amazon es la joya de la corona del comercio electrónico, no lo podemos negar. Con presencia en medio mundo y con una facturación, solo en el primer trimestre del año, de 75.452 millones de dólares, lo convierte en un gigante que pocos pueden hacer sombra. Facturación, presencia en medio mundo, un volumen de negocios envidiable, y la posibilidad de sacar algún beneficio extra de este pastel, lo hacen muy interesante.

Amazon te brinda la posibilidad de vender en su plataforma, con una serie de condiciones (que te podrán parecer más o menos justas), a cambio de un buen pellizco en forma de comisión. Muchas tiendas online ven una oportunidad para aumentar los ingresos, aunque hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta antes de empezar la andadura.

Para empezar con buen pie, voy a enumerar las razones por las que debes ampliar tu abanico de posibilidades vendiendo en Amazon.

La cara A de vender en amazon

Para empezar, nombraré las ventajas de vender en amazon. Ojo, son para tenerlas en cuenta.

  • Millones de clientes que visitan su web día a día
  • Buen posicionamiento de sus páginas debido a la alta reputación
  • Alta rotación de stock por el alto nivel de ventas (si trabajas bien y barato)
  • Posibilidad de vender a todo el mundo a través de sus portales
  • No es necesario tener una tienda online propia, puedes utilizar su plataforma
  • No es necesario tener muchos conocimientos para vender

Que conste que no os estoy vendiendo la moto, solo hago visibles, de manera objetiva las posibles ventajas.  Ahora viene lo bueno. Si sois de los que esperan ansiosos ver lo que esconde todo esto, sigue leyendo.

La cara B de vender en amazon

Ahora voy a empezar con la cara B. Con los contras, porque tiene, y puede que muchos de ellos desconocidos hasta este momento por ti, querido lector. Cada uno de los contra merece una argumentación, así que vamos a ello. Esta es la letra pequeña.

  • Si tienes web propia, se cargará tu posicionamiento. Creo que no hace falta que te diga, que cualquier página que vayas a crear, tendrá infinitamente menos reputación que el gigante de amazon. ¿Qué quiere decir esto? Que si tienes un artículo exclusivo en tu tienda online y creas el artículo (o listing como lo llaman ellos) en la plataforma, en muy poco tiempo verás como en las búsquedas de google, aparece antes tu producto en amazon que en tu tienda online. ¿Sabes esto en qué se traducirá? Reducción de ventas por tu web y aumento por el marketplace, con un 14% de comisión (esta cifra puede variar).
  • Recopilan TODOS los datos de tus ventas. Sí señor. Y es que no hay datos más valiosos que las estadísticas de venta. ¿Para qué? Para saber qué productos se venden más, contactar con el fabricante posteriormente, y venderlos directamente ellos con su famoso Amazon prime a un precio que difícilmente podrás alcanzar. Si tu eres el fabricante, aceptamos barco (a regañadientes), pero si no lo eres, puedes olvidarte de vender el producto, ya lo harán por ti.
  • Recopilan TODOS los datos de tus productos. Este dato es similar al anterior, pero con un matiz de SEO. Cuando creas un artículo en amazon, aunque dejes de vender en la plataforma, este permanecerá ahí por los siglos de los siglos (amen) , lo que quiere decir, que aunque no esté en stock, el posicionamiento se lo lleva. Así que siempre serás el segundón a menos que lo trabajes como un campeón.
  • Tu eres básicamente un esclavo que NUNCA tendrá razón (aunque la tengas). Aquí está la parte más delicada. Amazon se debe a sus clientes, no a ti. Que tu ganes, pierdas, o te de un ataque de ansiedad, le importa bien poco. El cliente siempre tiene la razón, aunque no sea así. En el tema devoluciones, plazos de entrega, cambios de opinión o cualquier imprevisto que pueda surgir, como el cliente interponga una reclamación de la A a la Z de Amazon, 95% que tienes las de perder. Ten en cuenta esto para calcular tu margen. Si crees que exagero, solo tienes que echar un vistazo a los foros de los vendedores del marketplace. A veces se pueden leer cosas bastante surrealistas: enlace al foro de vendedores
  • Te van a cobrar un porcentaje de comisión, incluyendo los gatos de envío. Así es. Cuando haces una venta, lo lógico es que te cobren una comisión por el producto, ya que es lo que estás vendiendo, pero no. Por si a caso pones un precio de producto rebajado y cargas un montante extra en los gastos de envío, ellos te cobran comisión del total, así que tenlo en cuenta cuando vayas a indicar el precio de los gastos de envío.
  • Si vendes fuera de tu país, cuidado con las devoluciones. Aunque amazon avisa, tienes que saber que, si envías fuera de tu país de origen, si el cliente quiere devolver el producto, tienes que ofrecer una dirección de envío de devolución en ese país, en caso contrario, no podrás cobrar gastos de devolución. Como la venta sea de 10 euros… olvídate de retornar el producto, se lo queda el cliente, pierdes pasta y el cliente se queda con un producto (esto es una práctica bastante común, puedes buscar por internet…).
  • Obsesión por el performance de tu cuenta. Van a presionarte con un funcionamiento óptimo en tu cuenta en la que tienes que estar tan pendiente de que todo esté a la perfección, que consume mucho tiempo y recursos. Mandar a tiempo todos los pedidos, contestar en menos de 24 horas los mensajes (sábados y domingos incluidos), enviar seguimientos de todos los pedidos, no tener devoluciones con valoración negativa, no tener valoraciones negativas en general. Todo esto precisa de una atención y una mano de obra que no todos pueden soportar.
  • Vas a necesitar tiempo y esfuerzo para tener buenas ventas. Y sí, hay que reconocer que Amazon tiene mucho tirón, pero no pienses que vas a abrir tu espacio en este marketplace y vas a ponerte a vender como un loco desde el primer día… es un proceso largo y costoso, y quien diga lo contrario creo que se equivoca.
  • Competencia brutal. Como en todas partes, hay competencia, pero las herramientas que ofrece esta plataforma para que rebajes el precio y así aparecer como primer vendedor en caso que hay más de un vendedor ofreciendo el mismo producto, hace que a veces, por tal de vender, el margen sea tan pequeño que gana más Amazon que tu por vender el producto.

¿Quieres vender en amazon?

No seré yo quien diga que sí o que no, eso es una decisión personal y hay que tener en cuenta muchas variables. Estos son algunos de los aspectos que más me llaman la atención, y que he contado cuando me han preguntado personal y profesionalmente.

Mucha gente ve amazon como el gran aliado, como el camino de rosas hacia la gran fortuna. Pero no lo olvides, la única gran fortuna, es la del señor Bezos, con un montante de 112.000 millones de dólares americanos (y subiendo), nada más y nada menos, que la persona más rica del mundo.

Dicen que si no puedes con el enemigo, únete a él. Pero ves con cuidado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja un comentario