Prestashop, una salida para las pequeñas (y no tanto) empresas

Está claro que en los últimos años ha habido una revolución en el comercio electrónico. Las tiendas físicas ya no son lo que eran sin su versión online. Hace ya unos años, intentando esquivar las zarpas de la crisis, pensé en la creación de una tienda online, y me puse a investigar las opciones que habían. Magento, opencart, prestashop … Por precaución, decidí empezar con cierto respaldo, así que contraté una empresa que ofrecía una tienda online con la base creada, es decir, prácticamente solo tenía que pasar los artículos y dar cuatro retoques.